Cursos específicos para todos

por | 11 de noviembre de 2010

La empresa en la que llevo trabajando desde hace varios años se caracteriza por actuar en el campo de la innovación y del desarrollo tecnológico. Lleva ya unos cuantos años en funcionamiento y es una de las mejores empresas del sector en nuestro país. Su trayectoria es muy larga y su política siempre nos ha beneficiado a nosotros, a los trabajadores de confianza que siempre han estado ahí. Cuando comenzó el boom del inglés como lengua internacional de comunicación laboral, muchos nos temimos que fuéramos a ser despedidos y sustituidos por gente más joven con grandes conocimientos de inglés en nuestro sector. Pues bien, no fue así. Lo que hizo la empresa, por el contrario, fue proporcionarnos a todos los trabajadores que no sabíamos inglés de negocios una formación al respecto.

            Si por algo esta empresa está donde está es porque antepone la calidad al resto de las cosas, y lo mismo hizo con sus trabajadores. Nos desplazamos al extranjero para realizar el curso. Londres fue la ciudad elegida, un destino perfecto por los muchos contactos financieros que teníamos en la capital. El curso se adaptó perfectamente a nuestras características. Teníamos los conocimientos para mantener una conversación normal en inglés, pero en lo que a los negocios y a nuestro sector se refería, andábamos bastante pez. El curso satisfizo nuestras necesidades enseguida: se trataba de un enfoque práctico en el que se incluía terminología específica y mucha práctica conversadora (inglés ejecutivos). Ahora, mantenemos contacto con las grandes empresas europeas y siempre lo hacemos en inglés con absoluta fluidez. Así es cómo se aprende inglés de negocios.