Correo basura, ¿Cómo evitarlo?

por | 22 de septiembre de 2010

El correo basura, también conocido con la denominación de correo no deseado es, como su propio nombre indica, el correo electrónico que recibimos desde servidores windows o linux y no queremos, por lo que, en la mayor parte de las veces y debido a la grave cantidad de spam que recibimos, perdemos un valioso tiempo en eliminarlo.

Existen varios tipos de correo basura: el spam, por el cual el remitente busca publicitar algún producto o servicio de manera gratuita; los e-mails enviados por virus, que buscan extender la infección al mayor número de usuarios posibles, remitiéndoles a descargas o sitios web, que en su mayoría no se corresponden con dominios es, y el llamado phishing o fraude financiero, cuyo objetivo es engañar al usuario para que acceda a dejar sus datos y claves bancarias en una falsa aplicación, que a la postre es utilizada para sustraer el dinero de los estafados.

Para proteger nuestra cuenta de correo de los envíos basura, es fundamental seguir una serie de medidas para evitar que nuestra dirección electrónica caiga en malas manos: en la medida de lo posible no se debería publicar una dirección de correo electrónico en una página web, ya que los spammers disponen de mecanismos automáticos e incluso virus que se encargan de recopilar las cuentas de correo publicadas. Para estos casos, si queremos dejar un mail de contacto, deberíamos hacerlo con el formato nombre[arroba]dominio[punto]com para evitar que los spammers detecten nuestra cuenta.

En este sentido es igualmente importante tener en cuenta este aspecto a la hora de publicar nuestro correo en plataformas como foros o formularios de datos, y, además, nunca se deberá “pinchar” en los enlaces de un correo spam que inviten al usuario a darse de baja para recibir nuevos e-mails basura, ya que, en este tipo de casos suele suceder lo contrario, y nuestra cuenta acaba cayendo en manos de una cantidad ingente de spammers que, en su mayoría, no suelen actuar desde un hosting España sino desde países extranjeros, cuya legislación en materia de este tipo de fraudes aún no se encuentra debidamente estipulada.

Por último, siempre se deberá tener activado el correspondiente filtro de correo basura de nuestro proveedor de correo electrónico, cuya potencia es cada vez más sofisticada para mantener nuestras carpetas libres del correo basura.