Consejos para crear un hogar seguro para tus hijos

por | 13 de agosto de 2015

La curiosidad y la fragilidad son dos elementos que definen la posición de un niño frente al ambiente que lo rodea. Los niños son curiosos y a medida que van creciendo se adentran en un procesos de descubrir que es útil y emocionante para el pequeño. Sin embargo, dicho proceso no deja de tener sus riesgos sobre todo si se tiene en cuenta la fragilidad de los pequeños. Por esta razón, y para evitar accidentes que podrían ser inclusive graves, he aquí algunos consejos para que puedas crear un hogar a prueba de niños.

Por qué es importante proteger tu casa

La respuesta es simple. De acuerdo con el sitio, kidshealth.org, solo en los Estados Unidos los accidentes involuntarios representan la primera causa de muerte entre los niños de 0 a 14 años. Lo más preocupante de todos es que un tercio de dichos accidentes ocurren en casa. Por esta razón, es fundamental que logres minimizar al máximo los riesgos en tu hogar para que este no se convierta en una trampa para tus pequeños.

Accidentes más comunes

Siguiendo con la información recogida por kidshealth.org, las situaciones más fatídicas para los pequeños incluyen quemadas, asfixia, ahogos, caídas, envenenamiento y accidentes con armas de fuego. Por la misma vía, la mayoría de los accidentes suceden donde hay agua (baño, cocina, piscinas y bañeras), fuego (horno y estufas en la cocina o barbacoas en el jardín), sustancias tóxicas (detergentes en la cocina, medicamentos al alcance de los niños) y espacios desde donde se pueda caer (escaleras, pisos rebalosos, ventanas y balcones altas y amoblado con bordes puntiagudos).

Aprovecha la altura

Nada mejor que poner las cosas peligrosas fuera del alcance de los niños. Suena obvio pero esto es algo que muchos padres pasan por alto al momento de disponer cosas como utensilios de cocina, remedios o detergentes tóxicos. Poniendo estos objetos fuera del alcance, la niña o el niño no sentirá la tentación de jugar con ese objeto peligroso.

Opta por productos con tapas y confecciones a prueba de niños

Además de poner detergentes y medicinas fuera del alcance de los niños, es importante que optes por productos que vengan en envases seguros y que incluyan soluciones prácticas como por ejemplo las tapas child-proof que ofrecen varios productos farmaceúticos. Con este tipo de soluciones podrás estar al 100% seguro inclusive si tu pequeño logra atrapar ese artículo prohibido con el cual podría envenenarse.

Elimina el peligro de los muebles puntiagudos

¿Tienes una mesa en tu sala o una mesita de noche en tu pieza con bordes puntiagudos? Te aconsejamos que  compres protecciones de plástico para que quites del medio un peligro que bien podría terminar por abrirle la cabeza a tu niña o niño en caso de que tropiece fuertemente con ese mueble. Igualmente, evita comprar muebles que inviten a tu pequeños a sacar afuera ese espíritu de escalador que tienen todos los niños.

Protege los balcones y ventanas

Si tienes un balcón o una terraza, puedes optar por una red que le quite al pequeño la tentación de sacar su cabeza o su piecito por esa invitadora reja. Además de ello, es muy importante que quites de estos lugares, cualquier tipo de escalera o caja que el pequeño pudiera utilizar para saciar su curiosidad de ver que está abajo del balcón o de la ventana.

Más allá de estas sugerencias, es muy importante que tengas en cuenta que una de las mejores cosas que puedes hacer a nivel de prevención consiste en seguir los pasos de tu pequeño con atención. No se trata de que le estés detrás todo el día… pero casi, casi. Cuando los niños son pequeños, fragiles y curiosos están expuestos a grandes riesgos. Por esta razón, respira profundo y llénate de paciencia en este periodo en donde lo que más cuenta es tu cuidado y precuación.