Cómo se leen las cartas según el tarot Etteilla

por | 21 de enero de 2011

lectura cartasEl mazo de tarot Etteilla, tan popular como discutido, comenzó a difundirse masivamente alrededor del año de 1785. Al igual que el polémico Aleister Crowley, su creador, el peluquero de origen francés Jean Baptiste Alliete se basó para crearlo en las láminas de tarot egipcias, las más antiguas conocidas hasta entonces (y hasta hoy). Y aunque su distribución es la tradicional, con 22 arcanos mayores y 46 menores divididos en 4 palos, la lectura cartas que se realiza con él presenta algunas particularidades especiales.

Alliete, que a partir del éxito comercial de su tarot modifició su nombre por el de el emblema Etteilla, fue el primer tarotista en realizar una diferencia entre el significado de una baraja bien dignificada y el de una carta mal dignificada (invertida). Según sus defensores, a causa de su profunda sensibilidad e intuición para captar el tipo de energía que las cartas canalizan. Según sus críticos, para impedir que aparcieran nuevos tarotistas que pudieran disputarle el floreciente negocio. Lo cierto es que esta distinción se ha vuelto inmensamente popular y resulta hoy muy habitual.

Etteilla era un gran estudioso de la geometría y la matemática, y es posible pensar que ciertas particularidades de su tirada de tarot puedan basarse en cálculos de ese tipo.  Por ejemplo, la forma en que se realiza la lectura, en forma completamente inversa a la tradicional,  una convención sumamente característica que hasta los más heterodoxos renovadores del tarot respetan.

El mazo de Etteilla es también el único cuyos arcanos mayores se encuentran divididos en 3 grupos. El primero, de 7 cartas, abarca desde El Loco hasta El Carro. Se trata, para Etteilla, del grupo relacionado a los planos místico e intelectual de quien consulta. En el segundo grupo, de 7 cartas también, encontramos todas las barajas comprendidas entre La Justicia y La Templanza. Son las encargadas de reflejar el aspecto moral de quien las consulta. El tercer grupo, finalmente, abarca las 7 cartas que van desde El Diablo hasta El Mundo. Los arcanos, para Etteilla, de la relación con los planos físico y material. Queda por fuera de estos 3 grupos El Mago, que en este marco refiere a los deseos cumplidos.

¿Visionario o estafador? ¿Sabio o hábil comerciante? La figura de Etteilla, 3 siglos después, aún despierta polémicas. Pero algo resulta innegable: fue sin dudas un gran difusor de la lectura de cartas y la baraja de tarot.