Cómo los textiles nos ayudan a vestir nuestra casa

por | 9 de marzo de 2011

Pocas veces consideramos la enorme influencia que tienen los textiles en la decoración de la casa. Cuando pensamos en decorar, inmediatamente nos surgen nuevos colores de pared, nuevos pisos, o un cambio general de muebles. Sin embargo, con muy poca inversión, simplemente cambiando algunos elementos textiles, un hogar puede tener una remodelación radical.

Las alfombras cumplen con múltiples propósitos. No sólo decoran y otorgan calidez al ambiente sino que también son muy útiles en el momento de “disimular” un piso con imperfecciones notorias o simplemente con un color que queremos dejar de lado. Una alfombra puede conseguir una diferencia sustancial en un recibidor, imprimiéndole una personalidad propia al ambiente.

Ni qué hablar de las cortinas. Un cambio de los cortinados le otorgará mayor luminosidad al ambiente y puede hacer que una habitación “triste” y deslucida gane en alegría y en una paz serena. Una inversión en cortinas siempre es un gasto módico, mucho más si nos animamos a comprar las telas y las barras y rieles de cortina y componer el cortinado ideal para cada ambiente.

Los cojines le darán vida a un dormitorio que necesita una renovación o a nuestros viejos sofas, a los cuales nos negamos a dejar de lado. Con el simple agregado de los cojines indicados podremos encontrar contrastes de color que le otorgarán otra vista al recibidor o al dormitorio. Hablando de dormitorios, nunca está de más una nueva manta, con colores complementarios o suplementarios que podrán brindar calidez y un cambio total de apariencia a un cuarto que lo esté necesitando.

Cuando todos estos cambios de textiles se realicen siguiendo una línea estética particular, habremos logrado un cambio de aires completo para nuestro hogar. Los textiles complementan y realzan el mobiliario y las características propias de cada ambiente. Podemos otorgar sobriedad o vivacidad, dependiendo de la alfombra y los cojines que seleccionemos para un recibidor. También podremos cambiar ese antiguo dormitorio infantil por uno más acorde a la edad de nuestros hijos, sin grandes erogaciones. Cuando llegue el momento de cambiar las muñecas infantiles por una temática más adolescente y moderna, los textiles estarán de nuestro lado como una herramienta indispensable. Hay una enorme variedad de textiles, y lo mejor es ingresar a un sitio web que disponga de un “simulador” que nos ayude a darnos cuenta del verdadero efecto que estos nuevos colores tendrán en nuestro hogar. Pruebe, explore, investigue. Cuando se trata de cambiar las telas del hogar, el cielo es el límite.