Cómo incorporar un look vintage en tu casa

por | 7 de agosto de 2015

Ya desde hace algunos años, la palabra vintage es uno de los términos de más tendencia en todo lo que se refiere al diseño y la decoración. Por esta razón, no es raro que hoy en día asistamos a un nuevo auge de prendas de vestir vintage y propuestas de diseño que recrean de manera moderna aquellas gráficas e ilustraciones que tanta popularidad tenían varias décadas atrás. Lógicamente, dicho furor ha hecho despertar la creatividad de muchos diseñadores de interiores con respecto a la decoración de nuestros espacios físicos y es por ello que no es difícil encontar propuestas de este tipo en el mercado. Sin embargo, no hay que ser un diseñador profesional para incorporar dentro de nuestra casa ese elemento vintage tan de moda por estos días. Si quieres llenar tu casa con un look vintage, he aquí tres consideraciones que te pueden ayudar en dicho propósito.

Apuesta por pequeños detalles de la época

La forma más fácil de incorporar un look vintage en tu casa consiste en comprar (reciclar) esos artículos individuales que marcaron la pauta entre 1940 y 1970. ¿Por qué no colocar una vieja radio o un viejo tocadiscos en el salón de tu casa?, ¿qué tal algún tipo de publicidad o poster de los años cincuenta en tu cocina?, ¿por qué no pensar en un elaborado espejo estilo barroco para tu cuarto? En realidad las opciones aquí son infinitas y no es difícil combinar lo moderno con el gusto que tengas por el vintage. Sin embargo, es importante tratar de combinar todo con buen gusto ya que de lo contrario el efecto puede ser fatal si se rompe la armonía.

Opta por piezas modernas marcadas con un sello vintage

Además de esos viejos y románticos artículos que puedes conseguir en tiendas de anuncios o mercados de segunda mano, existen muchas empresas de decoración que ofrecen una gran gama de productos marcados con el sello vintage. Por ejemplo, si quieres de verdad dar un toque vintage a tu hogar podrías optar por colocar una fachada de vidrio con bloques de estilo vintage. Con una opción de este tipo le estarás dando a tu hogar un gran toque de decoración que dejára con la boca abierta a todos tus invitados.

Restaura tus artículos viejos

Además de comprar artículos originales o piezas modernas definidas por su estilo vintage, puedes convertirte en el autor de tu propio espacio. Seguramente en casa tuya o entre tus familiares exista algún tipo de mueble o artefacto antigüo que se pueda reparar. ¿Por qué no reparar o pintar de nuevo esa vieja máquina de escribir, esa mesedora de tu abuela, ese caballito de madera abandonado que tenía tu padre cuando era chico o ese viejo baúl que hoy en día anda abandonado en el último rincón de la casa? Además de ser un proceso sano por el reciclaje que conlleva, comenzar una actividad de este tipo te ayudará a despertar tu creatividad y le dará un sentido mucho más grande al modo en que estás decorando tu casa.

Así que ya sabes, trátese de que compres artículos de la época, que optes por opciones modernas con estilo vintage o de que comiences a ‘ensuciarte’ las manos remodelando esos objetos abandonados que rondan por los rincones más remotos de tu casa, no hay que hacer un gran esfuerzo para decorar tu casa con ese look vintage que tanto quieres. ¡Manos a la obra!