Aproveche al máximo las Navidades en Londres

por | 30 de diciembre de 2009

Este es un año especial para Londres, ya que una de las historias más famosas de la literatura británica acaba de llegar a la pantalla grande. En la capital abundan las luces navideñas dedicadas a la obra Cuento de Navidad de Charles Dickens, publicada por primera vez en 1843 como novela corta y ahora convertida en una espectacular película en 3D protagonizada por Jim Carey y un elenco de los mejores actores británicos, incluidos Gary Oldman, Colin Firth y Bob Hoskins. Además de las excelentes atracciones turísticas de la ciudad, los visitantes a Londres ya pueden disfrutar también de los museos de Londres y lugares emblemáticos relacionados con Dickens que aparecen en la película.

Los apasionados de Dickens deberían empezar su aventura visitando la Catedral de san Pablo, construida entre 1675 y 1710 y considerada el mayor hito de la ilustre carrera profesional de Sir Christopher Wren. La catedral es famosa por haber acogido, entre otras ceremonias, las bodas de diamante de la reina Victoria y, más recientemente, la boda de Carlos, el príncipe de Gales, y Lady Diana Spencer. Durante las Navidades se celebran multitud de eventos, oficios y conciertos en la catedral, como los villancicos en apoyo a la organización benéfica de lucha contra el cáncer de mama, Breast Cancer Care, el jueves 3 de diciembre. Las composiciones fueron dirigidas por Simon Johnson e interpretadas por el coro de la Catedral de san Pablo. Además, como parte del oficio, algunos famosos también leyeron varios pasajes. Aquellos que no puedan asistir a ningún evento todavía pueden disfrutar de una comida tradicional navideña en The Restaurant, el restaurante de la catedral, o pasarse por la tienda, que alberga una excelente selección de regalos y tarjetas de Navidad.

Para continuar el viaje a Londres, debería visitar Apsley House, también conocida como el número 1 de Londres. Construida entre 1771 y 1778 y diseñada por Robert Adam, Apsley House se considera una de las casas palaciegas más importantes de Londres y es famosa por haber sido la residencia del duque de Wellington tras su histórica victoria contra Napoleón en Waterloo en 1815. Actualmente alberga un museo y galería de arte, también conocido como el Museo Wellington, mientras que parte del edificio todavía constituye la residencia ocasional de Charles Wellesley, marqués de Douro y octavo duque de Wellington. Éste es uno de los museos de Londres más espectaculares. Apsley House en una atracción imprescindible, ya que se trata de una de las pocas casas unifamiliares de la aristocracia inglesa de su tiempo y sus habitaciones han sido conservadas cuidadosamente para que mantengan la decoración original que existía cuando se terminó su construcción en 1778.

Para disfrutar de unas vistas impresionantes de Londres, atrévase a subir los 311 escalones del Monumento. Esta magnífica columna dórica de piedra, que mide 61,57 metros, fue construida por Wren para conmemorar el Gran Incendio de Londres, y de ahí que su nombre original fuese el Monumento al Gran Incendio de Londres. El Monumento acaba de volver a abrir sus puertas hace poco después de un periodo de restauración de 18 meses. Además de poder disfrutar de las increíbles vistas del actual barrio financiero de Londres, los visitantes que lleguen a lo más alto también recibirán un certificado conmemorativo de su visita.