Aprende en una escuela de chino

por | 15 de marzo de 2018

Sabemos que el chino es un idioma difícil, por lo que la mejor manera de aprender a hablarlo y escribirlo es a través de una escuela de chino.

Mientras que para aprender cualquier otro idioma occidental normalmente no habríamos tenido muchos problemas, para aprender chino necesitamos trabajar más.

De hecho, es un sistema lingüístico completamente diferente, con especificidades que hacen que su estudio sea muy problemático. Sin embargo, una buena idea para aprender las reglas más importantes y para recordar los signos con más facilidad, es usar técnicas de memoria.

 

¿Por qué es tan difícil aprender chino?

Aprender chino es difícil, esto está claro: ¡solo escucha hablar los chinos entre ellos y te darás cuenta!

Pero ¿cuáles son exactamente las principales dificultades? Aquí mencionaremos algunas:

  1. El chino es un lenguaje tonal, o sea un lenguaje en el que la variación de tono en una sílaba causa un cambio de significado.
  2. El chino está compuesto casi por completo de sonidos monosilábicos. Las palabras de dos sílabas son raras, y normalmente recién formadas, es decir, creadas para referirse a cosas que no existían antes. Como consecuencia, al aprender chino Madrid, te darás cuenta que hay muchas palabras homofónicas, es decir, que son las mismas (también desde el punto de vista de los tonos); sin embargo, tienen diferentes significados, que deben deducirse del contexto. Este hecho constituye una gran dificultad adicional para el oído de un occidental, que percibes las palabras como iguales.
  3. La escritura china se caracteriza por la presencia de ideogramas. Un ideograma, como dice la palabra, es un símbolo gráfico que no tiene ningún valor fonético, pero que representa una imagen o una idea. En otras palabras, el chino escrito no tiene un alfabeto compuesto por letras individuales, sino signo que se recombinan para formar palabras. Cada palabra se representa con un dibujo (ideograma), y si no lo conoces, será imposible pronunciarlo. Entonces, mientras un estudiante que ha aprendido el alfabeto español puede leer cualquier palabra española, incluso una que no sabe, reproduciendo los sonidos por los que está compuesta, una persona que tiene que aprender chino, no puede hacer lo mismo con un ideograma: o sabe la pronunciación o no hay forma de deducirla.

Claramente, esto presupone un inmenso esfuerzo para aprender la escritura china, y por lo tanto incluso el extranjero que vive en China durante años a menudo sigue siendo analfabeta, es decir, no puede leer ni escribir en chino. Por esta razón lo más adecuado es apuntarse a una escuela de chino donde puedan enseñarte todo lo que necesita saber y puedas aprender con más facilidad.